Los autos de Ayrton Senna

Avatar de Usuario
Christian 380W
Mensajes: 2383
Registrado: 17 Oct 2016, 19:50

Los autos de Ayrton Senna

Mensaje por Christian 380W » 10 Abr 2018, 13:43

La relación de Senna con Ford empezó siendo él muy joven y gracias a esto vinieron los primeros coches. Ayrton Senna comenzó a competir en la Fórmula Ford 2000 a principios de los 80 y no tardaron en llegar los títulos. En 1982 se proclamaba campeón del Campeonato Británico y el Campeonato Europeo y en Brasil, Ford aprovechó este tirón. El joven piloto pronto se hizo la imagen de los anuncios de Ford en su país, porque claro, si Senna lo tenía, todo el mundo también lo iba a querer.

Primero anunció, en 1983, el Corcel II ¡con motor de etanol! En el anuncio, el piloto presumía de la eficiencia del motor.
Imagen

Un año después, ayudó a vender otro Ford, el Escort XR3.
youtu.be/_qQmongxmek

Imagen

Este sería su primer coche, naturalmente Ford le regaló uno.
Imagen

Paralelamente, tuvo también un Alfasud 1500 Ti que adquirió cuando empezó a vivir en Inglaterra debido a las competiciones.
Imagen

Imagen

El Alfasud tiene un motor de cuatro cilindros de 1490 cc que genera una potencia máxima de 105 CV a 6.000 rpm. Pesa en vacío 895 kilogramos.

Volviendo al Ford Escort XR3. Con 24 años Senna anunciaba el XR3, también de etanol, para Ford Brasil.

Imagen

El Ford XR3 tenía un motor de 1.6 litros de 83 CV. Las llantas de 14 pulgadas, los faros auxiliares y el alerón que puso Ford hizo que este Escort se convirtiese en un coche deseado por jóvenes de la época.

Imagen

En 1984, Senna viajaba al nuevo trazado de Nürburgring. Tras el fatal accidente de Niki Lauda, se reunieron los argumentos suficientes para dejar de correr definitivamente en Nordschleife. Lo que se hizo fue remodelar la sección Südschleife durante tres años. Así pues, se volvía a celebrar el Gran Premio de Alemania bajo los cielos del Infierno Verde, pero la sección Nordschleife quedaba únicamente para pruebas. Como el circuito ya estaba preparado para que la Fórmula 1 corriese de nuevo en él, se organizó una carrera inaugural. La llamaron la carrera de los campeones. A parte del rookie brasileño, que debutó ese mismo año con Toleman, y otras jóvenes promesas más, fueron invitados a la prueba otras eminencias de la Fórmula 1 como Jack Brabham, Phil Hill, John Surtees, Denny Hulme, Niki Lauda, ​​James Hunt, Jody Scheckter, Alan Jones y Keke Rosberg. Además esta carrera le servía a Mercedes para presentar al brutal 190E con tripas Cosworth y para promocionar que estaría presente en la DTM.

Imagen

Y ya que estoy te cuento algo que pasó en esta anecdótica carrera. También fue invitado a correr el que sería luego cuatro veces campeón de Fórmula 1 y rival máximo de Ayrton Senna. Alain Prost contó en un reportaje que su representante le pidió si podía llevar a Senna desde el aeropuerto al circuito. Prost aceptó y según lo que dijo en el reportaje, la charla que tuvieron fue muy agradable e interesante. El sábado el francés hizo la pole para la carrera inaugural y dice que a partir de ahí Senna no volvió a dirigirle la palabra en todo el fin de semana. El domingo nada más empezar la carrera, Prost cuenta que Senna lo echó fuera del trazado. A partir de ese fin de semana, sin Fórmula 1 por delante, fue quizá cuando empezó la gran batalla entre los dos pilotos.

Entre tanta estrella, Ayrton Senna ganó la carrera, cosa que no me extraña, y como recompensa se llevó una unidad nueva del magnífico 190E 2.3 Cosworth. Según cuentan, al brasileño le encantaba este coche y fue el que usó en sus primeros años en la Fórmula 1.

Imagen

Además del 190E 2.3 Cosworth de 185 CV , el Rey del Principado también tenía a su nombre un 500SEC y un SL600 Convertible, que llevaba un V12 de 390 CV de potencia. También hay fuentes que relatan que Ayrton tuvo una Estrella más en su garaje, un 300TE.

Imagen

Imagen

Apuesto lo que sea a que no he llegado yo aquí a contarte algo que no supieras, seguro que conocías que Senna tenía un NSX. Sí, uno rojo, y otro negro y… ¡otro negro! De tres NSX era propietario el tricampeón.

En 1988 el equipo McLaren tenía nuevos propulsores, el equipo inglés firmó con Honda. Año en el que además Ayrton Senna firmaba en Woking su contrato. Debido a su presencia en la Fórmula 1, la marca japonesa decidió hacer algo que nunca habían hecho. Un deportivo de motor central con características magníficas. El chasis era de alumnio, y como en la Fórmula 1, las suspensiones también. Los 3 litros del bloque V6 de tecnología V-TEC desarrollaban 274 CV. En el ’89 el NSX era prácticamente una realidad, pero llegaba una de las partes más complicadas para un deportivo de estos vuelos. La puesta a punto. Tras varios meses de pruebas en el circuito de Suzuka, Honda llamaba a Senna. Él sacaría las conclusiones finales.

Imagen

Las conclusiones sobre el chasis fueron un poco negativas: “Apasionante pero frágil.” “Le falta mucha rigidez torsional.” Pero supusieron una buena crítica constructiva; el centro de desarrollo del NSX se trasladaba a una localidad adyacente al circuito de Nürburgring y meses después el NSX tenía una rigidez 50% mayor y se consiguió que su manejo fuese realmente “sencillo”. Tal y como quería Honda desde un principio, que la facilidad de conducción fuese cercana a la de un utilitario. El ambicioso proyecto de Honda ya estaba listo y una unidad roja iba para casa de Ayrton, quien fue el pilar clave durante todo el desarrollo.

Este NSX rojo es el coche más conocido de Senna, es el que tenía en su casa de Portugal y el vehículo que más usó.

Imagen

Además Ayrton tenía dos NSX más, idénticos los dos. Negros con asientos de cuero negro. Uno, matrícula BSS-8888, lo compró para tenerlo en su casa de Brasil y lo apodó Alley que era como lo llamaban a él de pequeño. El otro se lo regaló su manager y mentor, Braguinha, para que lo usase cuando se alojaba en su propiedad de Sintra, a 15 kilómetros del circuito de Estoril.

Imagen

Al piloto también se le vio en varias ocasiones, en Brasil, a bordo de un Porsche 911 Carrera 3.2 Cabriolet. 207 CV plateados. Este Porsche pasó por muchos dueños y uno de estos lo pintó de amarillo en recuerdo a Senna.

Imagen

En 2010 lo compró un coleccionista portugués con la intención de restaurarlo y devolverle su pintura original.

Imagen

Te recuerdo que Senna tuvo relación con Porsche, corrió en Nürburgring en 1984 en el Campeonato de Resistencia con el famoso Porsche 956 del dorsal 7.

Imagen

Pero, ¿te habías parado a pensar qué coche usaba el piloto para sus escapadas familiares?

Ayrton empezó a pensar en sus planes de futuro para el día en el que abandonase la Fórmula 1. Cómo no, sus planes deberían tener un ingrediente indispensable: coches.

Una de las cosas que quería hacer el campeón era tener un concesionario y uno de los primeros pasos que dio fue colaborar con Audi como embajador para que la marca alemana comenzase a exportar sus modelos a Brasil. En 1993 se formalizó un contrato entre Audi y su recién estrenada empresa, y en marzo de 1994 llegó el primer Audi a Brasil. Un Audi S4 Avant. El station wagon de Audi era un coche funcional y elegante a la vez que potente. Su motor de ocho cilindros en V y 4.2 litros desarrollaba 270 CV. Caja de cambios manual de seis velocidades y la tracción Quattro.

Imagen

Desgraciadamente, meses después Magic Senna moría en Imola. Ayrton no pudo disfrutar mucho de este lobo con piel de cordero, que se expone en Audi Lounge, en São Paulo, con apenas 5.000 kilómetros en su marcador y en un estado de conservación excelente.

Imagen

Imagen

planetadelmotor
Imagen
Hay que tratar de ser el mejor, pero nunca sentirse el mejor... Juan Manuel Fangio

Responder